EL ESPAÑOL EN CHILE. TRES TOMOS

EL ESPAÑOL EN CHILE. TRES TOMOS

Editorial:
UNIVERSIDAD DE ALCALÁ DE SERVICIO DE PUBLICACIONES
Año de edición:
Materia
Ensayo Literario y Lingüística
ISBN:
978-84-18254-25-3
Páginas:
1494
Encuadernación:
tapa dura con sobrecubierta
-5%
270,00 €
256,50 €
IVA incluido
Agotado

Manuel Alvar fue el maestro indiscutido de la Geografía lingüística, de la Dialectología y de la Sociolingüística españolas a lo largo de toda la segunda mitad del siglo pasado. A él se debe, como es bien sabido la mayor parte de los atlas lingüísticos –y en muchas ocasiones también etnográficos- del dominio del español. Entre los años 1961 y 1973 publicó en seis volúmenes el Atlas lingüístico y etnográfico de Andalucía (2º ed., 3 vols., 1991). Este atlas abrió una impresionante serie: Atlas lingüístico y etnográfico de las Islas Canarias, (3 vols. 1975 -1978), Atlas lingüístico y etnográfico de Aragón, Navarra y Rioja (12 vols. 1979-1982), Atlas lingüístico y etnográfico de Cantabria (2 vols. 1995), Atlas lingüístico de Castilla y León (3 vols. 1999). De manera paralela, Manuel Alvar fue autor, desde su ya lejana tesis doctoral El habla en el campo de Jaca ( 1948), de una enorme cantidad de monografías y estudios sobre la dialectología hispánica, entre los que destacan El dialecto aragonés ( 1953), El español hablado en Tenerife (1959), Textos hispánicos dialectales: Antología Histórica ( 2 vols., 1960), Estudios canarios ( 2 vols., 1968-1993), Variedad y unidad del español (1969), Estructuralismo, geografía lingüística y dialectología actual (1969), El dialecto riojano ( 1969, 2º ed. 1976), Niveles socioculturales en el habla de Las Palmas de Gran Canaria ( 1972), Estudios sobre el dialecto aragonés ( 3 vols., 1973-1998), el Léxico de los marineros peninsulares ( 4 vols. 1985-1989), Estudios de geografía lingüística ( 1991), Manual de dialectología hispánica ( bajo la dirección de M. Alvar, 2 vols, 1996), etc.
La admiración ante tan colosal obra – que, por lo demás, fue tan solo una parte de la producción científica de Manuel Alvar- se queda escasa si se consideran sus trabajos referidos al español de América. Al recordar otros títulos tales como España y América cara a cara (1975), Leticia: Estudios lingüísticos sobre la Amazonía Colombiana (1977), El léxico del mestizaje en Hispanoamérica (1987), Norma lingüística sevillana y español de América (1990), El español de las dos orillas (1991) o El dialecto canario de Luisiana (1998), queda desbordada la más febril imaginación sobre lo que puede llegar a alcanzar la laboriosidad y la fecundidad científica de Manuel Alvar.
Pero en un “más difícil todavía” o, por parangonar el lema olímpico citius, altius, fortius, Manuel Alvar se atrevió con la enorme tarea de recoger, ordenar, estudiar y dar luz una formidable cantidad de materiales lingüísticos recogidos pacientemente por él personalmente o por colaboradores suyos durante décadas en centenares de encuestas a lo largo y ancho del gigantesco continente americano, como si no hubiera querido dejar sin explorar ningún rincón donde se hable español. La colección El español en América, que vienen publicando la Universidad de Alcalá y La Goleta Ediciones, con ayuda de diferentes instituciones públicas o privadas, españolas o extranjeras, cuenta ya con las siguientes entregas: El español en el sur de los EEUU (2000), El español en la República Dominicana (2000), El español en Venezuela ( 3 vols., 2001), El español en Paraguay ( 2001) y El español en México ( 3 vols., 2011). Ahora se presenta esta nueva entrega en tres volúmenes dedicada a El español en Chile, con la que se pretende ofrecer al estudioso la más completa panorámica sobre el español hablado en el país andino. Quedará tan solo por concluir El español en Argentina y Uruguay para dar a conocer la totalidad del legado que sobre el español en América dejó tras su muerte Manuel Alvar.